Momentos de luz románticos, casi mágicos.Despidiendo los días sentado en una pared de piedras o un peñasco de granito, sintiendo el reconfortante calor del sol en la cara, los ojos casi cerrados, la serenidad que transmiten las puestas de sol. Salir expresamente a esos lugares que ofrecen buenos atardeceres a ver la puesta del sol, nada más y nada menos.

MoisesVReclipsesAa
MoisesVReclipsesD MoisesVReclipsesL