EL BÚHO CHICO

//EL BÚHO CHICO

EL BÚHO CHICO

Búhos y lechuzas, mensajeros del inframundo. Muchas son las supersticiones que han rodeado a lo largo de la historia a las rapaces nocturnas, mitos y leyendas que han llegado a la actualidad. ¿El motivo? Probablemente se deba a sus hábitos nocturnos y a sus lúgubres cantos, se consideran las más misteriosas entre todas las aves. Duermen durante el día, no los vemos cuando estamos despiertos y se mezclan muy bien con su entorno, por lo que pueden vivir donde viven humanos sin estos siquiera notarlo. Un mínimo conocimiento de estas aves demuestra que nada tienen que ver con los significados que se les vienen atribuyendo desde antiguo. Afortunadamente, ya no se les ve como animales temibles o malignos, sino como especies sensibles con problemas de conservación graves, que requieren de nuestro respeto y concienciación. Por la noche se pueden ocultar también, pero se les puede oír. Tiene una gran consciencia en todo momento de todo lo que hay a su alrededor y posee visión depredadora, lo cual significa que ve claramente todo. Los grandes ojos de los búhos (más pequeños en las lechuzas) están dirigidos hacia adelante, e incorporados en una cápsula ósea que les da una limitada capacidad de movimiento. Los búhos tienen que girar toda la cabeza para mirar a los lados, aunque el movimiento se ve facilitado por un cuello flexible que les permite girar la cabeza hasta 270 grados. Dado que pocos búhos capturan sus presas a plena luz del día, su oído es especialmente importante tienen el cráneo asimétrico, con las aberturas auriculares a diferentes alturas; esto les permite localizar a sus presas por los ruidos que producen.

Búho chico Moises VR x
2018-06-22T09:18:34+00:009 junio, 2015|Categorías: Naturaleza|Etiquetas: , , , , |
Esta web utiliza Cookies para mejorar la navegación y ofrecerte un servicio más personalizado. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. +info Política de Cookies » Ok