Proporcionada y elegante. Totalmente blanca de un blanco puro, siempre limpia. El pico y las patas negros con los pies amarillos. En plumaje nupcial luce largas plumas en la nuca. Se la ve mezclada con otras garzas a orillas de lagunas, ríos y embalses. Perfectamente adaptada su población va en aumento y colonizando nuevos territorios. Pescadora extraordinaria como todas las garzas de gran destreza y precisión.Frecuenta todo tipo de humedales naturales o artificiales. La garceta común basa su alimentación en peces, anfibios e insectos acuáticos y terrestres. En menor medida, consume crustáceos, lagartijas, lombrices, caracoles, pequeños mamíferos y culebras. Normalmente busca a sus presas de forma activa, caminando por orillas fangosas y removiendo nerviosamente el limo con las patas que dejan al descubierto muchas de las pequeñas presas que consume. Se reproduce en una gran variedad de ambientes acuáticos, siempre de aguas someras y tranquilas, lagunas y ríos con abundante vegetación arbórea y acuática.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *