Aún queda gente buena que piensa en los demás y no duda en hacer cosas en bien del prójimo, como es el caso de las personas que viendo en este un buen lugar para que los caminantes descansen un ratito sus doloridos pies no han dudado ni por un momento en poner aquí el sofá que tan buen servicio les prestaba en su casa.

Desde aquí en nombre de todos damos las gracias a tan serviciales personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  *Acepto la Política de Privacidad