Ya es el segundo reportaje que pongo en el blog dedicado a la avutarda, pero es que esta ave extraordinaria lo merece.

Habitan principalmente en las llanuras cerealistas y esteparias de Hinojosa, Belalcazar y alrededores, de costumbres sedentarias y territoriales, aunque según las informaciones que consigo de los lugareños se mueven y alejan más de lo que pensamos.

Alertas y esquivas, van en pequeños bandos siempre vigilantes y oteando el horizonte, se fían más de su vista que de su oído, por lo que es tarea imposible acercarse sin ser descubierto con mucha antelación, poniendo siempre una gran distancia de seguridad con el hombre.

Avutarda (Otis tarda) Avutarda (Otis tarda)

Son grandes, enormes, los machos llegan a pesar más de 16 kilos.

Mis agradecimientos a Antonio Torrico Rubio de Hinojosa por su colaboración para estos fines.