Es de gran porte, prefiere correr antes que volar cuando es molestada, los adultos a carrera superan a los zorros, aunque vuela con pasmosa facilidad a pesar de ser tan grande, los machos pueden llegar a pesar más de 16 kilos. De hecho, la avutarda es el ave voladora más pesada del mundo.

Aquí en los Pedroches habitan principalmente en las llanuras cerealistas y esteparias de Hinojosa, Belalcazar y alrededores, de costumbres sedentarias y territoriales, aunque según las informaciones que consigo de los lugareños se mueven y alejan más de lo que se podría pensar.

Siempre alerta, muy esquivas, van en pequeños bandos siempre vigilantes y oteando el horizonte, se fían más de su vista que de su oído, por lo que es tarea imposible acercarse sin ser descubierto con mucha antelación, poniendo siempre una gran distancia de seguridad con el hombre.

La norma general es que viven unos 10 años, pero se sabe que algunas pasan de 15 años. La máxima longevidad registrada en la especie es de 28 años. Los machos viven menos que las hembras debido a las violentas luchas entre ellos por el acceso la reproducción. Gran cantidad de machos perecen en sus dos primeros años de vida por esta causa.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *