Ya estaba abandonado a finales del siglo XIX. La iglesia de San Francisco o convento de los Cinco Mártires de Marruecos en Belalcazar fue fundada en 1486 para que en el habitaran las frailes desplazados del Convento de Santa Clara. Hoy día la ruina y el abandono son su única advocación. Durante la guerra civil 1936-39 la iglesia fue quemada y expoliada. Después de más de cien años de olvido es un patrimonio que se pierde irremediablemente.